lunes, 26 de septiembre de 2011

EL AMOR

HOY LES QUIERO REGALAR ALGO, QUE ME LLEGÓ A TRAVES DE UN CORREO ELECTRÓNICO DE UN BUEN AMIGO, ME HIZO REFLEXIONAR SU CONTENIDO Y VALORAR EL AMOR Y LA AMISTAD; POR ESO QUIERO COMPARTIRLO CON USTEDES.

CUANDO ALGUIEN TE AMA



Cuando alguien te ama con amor verdadero...
es lento para perder la paciencia contigo.
Toma las circunstancias de tu vida y las usa
de una forma constructiva para tu crecimiento.

Cuando alguien te ama con amor verdadero...
está de parte tuya y te ayuda; quiere verte madurar
y desarrollarte en el amor.

Cuando alguien te ama con amor verdadero...
no derrama su ira contigo por todos los "errorcitos"
que cometes, aunque sean muchos.

Cuando alguien te ama con amor verdadero...
le duele profundamente cuando pierdes el camino,
pero te orienta a seguir la senda correcta.

Cuando alguien te ama con amor verdadero...
sigue confiando en ti cuando a veces tú ni siquiera
confías en ti mismo.

Cuando alguien te ama con amor verdadero,
nunca te dice que eres un caso perdido; mas bien
trabaja pacientemente contigo porque te ama y
te corrige de tal manera que cuesta entender la
profundidad del cuidado que tiene por ti.

Cuando alguien te ama con amor verdadero,
nunca te abandona aunque muchos de tus amigos lo hagan....
Cuando alguien te ama con amor verdadero,...
se queda a tu lado cuando llegas al fondo de la
desesperación, cuando ve lo que realmente eres y no te
juzga, sino que te ve con total justicia, hermosura y amor.

Cuando alguien te ama, con amor verdadero...
se quedará contigo, pase lo que pase...
hasta el fin de los tiempos

Y RECUERDALO, SIEMPRE TENEMOS ALGUIEN A NUESTRO LADO QUE NOS AMA, SÓLO HACE FALTA DARNOS CUENTA.

BUENO AMIGOS HASTA PRONTO.

ESPERO TAMBIÉN LES GUSTE

domingo, 25 de septiembre de 2011

TOLERANCIA



Podríamos definir a la tolerancia como la aceptación de la diversidad de opinión, social, étnica, cultural y religiosa. Es la capacidad de saber escuchar y aceptar a los demás, valorando las distintas formas de entender y posicionarse en la vida, siempre que no atenten contra los derechos fundamentales de la persona.

La tolerancia si es entendida como respeto y consideración hacia la diferencia, como una disposición a admitir en los demás una manera de ser y de obrar distinta a la propia, o como una actitud de aceptación del legítimo pluralismo, es a todas luces una virtud de enorme importancia.

El mundo sueña con la tolerancia desde que es mundo, quizá porque se trata de una conquista que brilla a la vez por su presencia y por su ausencia. Se ha dicho que la tolerancia es fácil de aplaudir, difícil de practicar, y muy difícil de explicar.

Es importante tener en cuenta que la tolerancia no es lo mismo que la indiferencia. Es decir, no prestarle atención o negar los valores del prójimo no es una actitud tolerante. La tolerancia supone el respeto mutuo y, en su grado máximo, el entendimiento mutuo, aún cuando no se compartan dichos valores.

La tolerancia es la capacidad de escuchar y aceptar a los demás, comprendiendo el valor de las distintas formas de entender la vida. De todas maneras, estas formas de entender el mundo no pueden atentar contra los derechos de los demás. Si un sujeto tiene valores que implican conceptos de supremacía racial y busca el exterminio del prójimo por ejemplo, no significa que haya que tolerar su postura.

Ahora te invito a que leas un cuento chino sobre tolerancia
Hace mucho tiempo, una joven China llamada Li se casó y fue a vivir con el marido y la suegra. Después de algunos días, no se entendía con ella. Sus personalidades eran muy diferentes y Li fue irritándose con los hábitos de la suegra, que frecuentemente la criticaba. Los meses pasaron y Li y su suegra cada vez discutían mas y peleaban.

De acuerdo con una antigua tradición china, la nuera tiene que cuidar a la suegra y obedecerla en todo. Li, no soportando mas vivir con la suegra, decidió tomar una decisión y visitar a un amigo de su padre. Después de oírla, él tomó un paquete de hierbas y le dijo: "No deberás usarlas de una sola vez para liberarte de tu suegra, porque ello causaría sospechas. Deberás darle varias hierbas que irán lentamente envenenando a tu suegra. Cada dos días pondrás un poco de estas hierbas en su comida. Ahora, para tener certeza de que cuando ella muera nadie sospechará de ti, deberás tener mucho cuidado y actuar de manera muy amable. No discutas, ayudala a resolver sus problemas. Recuerda, tienes que escucharme y seguir todas mis instrucciones".

Li respondió: "Sí, Sr. Huang, haré todo lo que el señor me pida". Li quedó muy contenta, agradeció al Sr. Huang, y volvió muy apurada para comenzar el proyecto de asesinar a su suegra. Pasaron las semanas y cada dos días, Li servía una comida especialmente tratada a su suegra. Siempre recordaba lo que el Sr. Huang le había recomendado sobre evitar sospechas, y así controló su temperamento, obedecía a la suegra y la trataba como si fuese su propia madre. Despues de seis meses, la casa entera estaba completamente cambiada. Li había controlado su temperamento y casi nunca la aborrecía. En esos meses, no había tenido ni una discusión con su suegra, que ahora parecía mucho más amable y más fácil de lidiar con ella. Las actitudes de la suegra también cambiaron y ambas pasaron a tratarse como madre e hija. Un día Li fue nuevamente en procura del Sr. Huang, para pedirle ayuda y le dijo: "Querido Sr.Huang, por favor ayudeme a evitar que el veneno mate a mi suegra.

Ella se ha transformado en una mujer agradable y la amo como si fuese mi madre. No quiero que ella muera por causa del veneno que le di". El Sr. Huang sonrió y señaló con la cabeza: "Sra. Li, no tiene por que preocuparse. Su suegra no ha cambiado, la que cambió fue usted. Las hierbas que le dí, eran vitaminas para mejorar su salud. El veneno estaba en su mente, en su actitud, pero fue echado fuera y sustituido por el amor que pasaste a darle a ella". En la China existe un adagio que dice: "La persona que ama a los otros, también será amada". La mayor parte de las veces recibiremos de las otras personas lo que le damos. Acuérdate siempre: "El plantar es opcional, pero la cosecha es obligatoria, por eso ten cuidado con lo que plantas".

BUENO ESPERO LES GUSTE
HASTA PRONTO

domingo, 18 de septiembre de 2011

LOGOTERAPIA: ALTERNATIVA PARA NO SUFRIR

Ahora quiero compartirles algo que una buena amiga psicóloga me envió; me gusto mucho y me hizo reflexionar en lo siguiente: que perdemos mucho tiempo lamentándonos y sufriendo por cosas que no valen la pena y culpando a otros de nuestro dolor y no es así. Nosotros tenemos la capacidad para salir Adelante de todo eso, por si solos buscándole el sentido a nuestra vida. Y saber que nosotros somos dueños de nuestra existencia y NUNCA permitir que nadie más decida por nosotros.

Este es un ensayo del Dr. Viktor Emil Frankl, neurólogo, siquiatra, sobreviviente del holocausto y el fundador de la disciplina que conocemos hoy como logoterapia.

La logoterapia es una forma de psicoterapia centrada en el sentido de la vida. Sobreviviente de cuatro campos de concentración nazis, Frankl afirma que la vida tiene sentido bajo cualquier circunstancia, aún en situaciones límite como el dolor, la enfermedad, la pérdida de un ser querido, etc…

El vacío existencial en que vive nuestra sociedad moderna fue vaticinado por Frankl hace muchas décadas. La Logoterapia ofrece respuestas y caminos para tener una existencia más significativa.

¿Quién te hace sufrir? ¿Quién te rompe el corazón? ¿Quién te lastima? ¿Quién te roba la felicidad o te quita la tranquilidad? ¿Quién controla tu vida?...
¿Tus padres? ¿Tu pareja? ¿Un antiguo amor? ¿Tu suegra? ¿Tu jefe?...

Podrías armar toda una lista de sospechosos o culpables.
Probablemente sea lo más fácil. De hecho sólo es cuestión de pensar un poco e ir nombrando a todas aquellas personas que no te han dado lo que te mereces, te han tratado mal o simplemente se han ido de tu vida, dejándote un profundo dolor que hasta el día de hoy no entiendes.

Pero ¿sabes? No necesitas buscar nombres. La respuesta es más sencilla de lo que parece, y es que nadie te hace sufrir, te rompe el corazón, te daña o te quita la paz. Nadie tiene la capacidad al menos que tú le permitas, le abras la puerta y le entregues el control de tu vida.

Llegar a pensar con ese nivel de conciencia puede ser un gran reto, pero no es tan complicado como parece. Se vuelve mucho más sencillo cuando comprendemos que lo que está en juego es nuestra propia felicidad. Y definitivamente el peor lugar para colocarla es en la mente del otro, en sus pensamientos, comentarios o decisiones.

Cada día estoy más convencido de que el hombre sufre no por lo que le pasa, sino por lo que interpreta. Muchas veces sufrimos por tratar de darle respuesta a preguntas que taladran nuestra mente como: ¿Por qué no me llamó? ¿No piensa buscarme? ¿Por qué no me dijo lo que yo quería escuchar? ¿Por qué hizo lo que más me molesta? ¿Por qué se me quedó viendo feo? y muchas otras razones más.

No se sufre por la acción de la otra persona, sino por lo que sentimos, pensamos e interpretamos de lo que hizo, por consecuencia directa de haberle dado el control a alguien ajeno a nosotros.

Si lo quisieras ver de forma más gráfica, es como si nos estuviéramos haciendo vudú voluntariamente, clavándonos las agujas cada vez que un tercero hace o deja de hacer algo que nos incomoda. Lo más curioso e injusto del asunto es que la gran mayoría de las personas que nos "lastimaron", siguen sus vidas como si nada hubiera pasado; algunas inclusive ni se llegan a enterar de todo el teatro que estás viviendo en tu mente.

Un claro ejemplo de la enorme dependencia que podemos llegar a tener con otra persona es cuando hace algunos años alguien me dijo:
"Necesito que Pedro me diga que me quiere aunque yo sepa que es mentira. Sólo quiero escucharlo de su boca y que me visite de vez en cuando aunque yo sé que tiene otra familia; te lo prometo que ya con eso puedo ser feliz y me conformo, pero si no lo hace... siento que me muero".

¡Wow! Yo me quedé de a cuatro ¿Realmente esa será la auténtica felicidad? ¿No será un martirio constante que alguien se la pase decidiendo nuestro estado de ánimo y bienestar? Querer obligar a otra persona a sentir lo que no siente... ¿no será un calvario voluntario para nosotros?

No podemos pasarnos la vida dando el poder a alguien más, porque terminamos dependiendo de elecciones de otros, convertidos en marionetas de sus pensamientos y acciones.

Las frases que normalmente se dicen los enamorados como: "Mi amor, me haces tan feliz", "Sin ti me muero", "No puedo pasar la vida sin ti", son completamente irreales y falsas. No porque esté en contra del amor, al contrario, me considero una persona bastante apasionada y romántica, sino porque realmente ninguna otra persona (hasta donde yo tengo entendido) tiene la capacidad de entrar en tu mente, modificar tus procesos bioquímicos y hacerte feliz o hacer que tu corazón deje de latir.

Definitivamente nadie puede decidir por nosotros. Nadie puede obligarnos a sentir o a hacer algo que no queremos, tenemos que vivir en libertad. No podemos estar donde no nos necesiten ni donde no quieran nuestra compañía. No podemos entregar el control de nuestra existencia, para que otros escriban nuestra historia. Tal vez tampoco podamos controlar lo que pasa, pero sí decidir cómo reaccionar e interpretar aquello que nos sucede.

La siguiente vez que pienses que alguien te lastima, te hace sufrir o controla tu vida, recuerda: No es él, no es ella...

ERES TÚ quien lo permite y está en tus manos volver a recuperar el control.

"Al hombre se le puede arrebatar todo, salvo una cosa: La última de las libertades humanas- la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino- para decidir su propio camino".

Espero les la lectura les haya llevado a reflexionar y sirva de algo para cambiar sus vidas.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Acoso cibernético

Esta vez les comentaré sobre otro tema importante al navegar en internet, que espero te sea de utilidad, el acoso a traves de la web.

No solo los desconocidos pueden hacerte sentir incómodo cuando estás conectado a Internet. El acoso cibernético se refiere a los mensajes crueles o intimidatorios que te envían por Internet. Pueden proceder de antiguos amigos o de personas que no conoces. Pueden ser irritantes y, en algunos casos, hasta aterradores.

Si recibes ese tipo de mensajes por Internet, es mejor que los ignores en vez de contestarlos. Los acosadores cibernéticos, como cualquier otro tipo de acosador, pueden ser personas enfadadas o trastornadas —y muchas veces lo que buscan es que les presten atención y/o provocar algún tipo de reacción.

Afortunadamente, la mayoría de las personas que navegan por Internet nunca son objeto de acoso cibernético. Pero, si te está ocurriendo a ti y el hecho de ignorarlo no basta para que cese, puede ser una buena idea pedir ayuda a uno de tus padres, el psicólogo de tu centro de enseñanza u otro adulto de confianza, sobre todo si la intimidación cibernética incluye amenazas.

Molestias online
A pesar de que el correo electrónico es relativamente privado, los piratas informáticos o hackers pueden acceder a él —o añadirte a sus listas para enviar correo basura. El correo basura (correo spam en inglés), al igual que los anuncios y los mensajes intimidatorios, insultantes u ofensivos, es molesto. Pero los filtros que bloquean el correo basura pueden impedir que ese tipo de mensajes te saturen el buzón de correo electrónico. Muchos servidores te permitirán bloquear o filtrar los mensajes inapropiados si tus padres establecen filtros adaptados a tu edad.

Si no conoces el remitente de un documento o archivo que se tiene que descargar, bórralo sin abrirlo para evitar que te entre un virus en en tu computadora. Los antivirus son una herramienta de uso obligatorio en todos las computadoras. También puedes adquirir programas que ayuden a la computadora a deshacerse de programas espías indeseables que informan sobre lo que está haciendo el ordenador. Algunos servidores ofrecen programas para proteger a sus usuarios de estas y otras molestias online, como las ventanas emergentes (pop-ups en inglés).

Si inviertes en programas de protección para tu computadora, tendrás que actualizarlos periódicamente para estar seguro de que siguen desempeñando bien su función conforme van evolucionando las nuevas tecnologías.

Con todos los problemas que puedes encontrarte navegando por Internet, ¿merece la pena hacerlo? Para la mayoría de la gente, la respuesta es un sí categórico.

Solo necesitas conocer todos los peligros potenciales, utilizar el sentido común y ser precavido, y llevarás el control, de todo lo que hagas y realices en la red de internet.

martes, 6 de septiembre de 2011

Navegación inteligente

En esta ocasión jovenes les platico acerca de unas reglas que debemos de seguir para no tener problemas ni correr riesgos en Internet.

¿Cuál es la primera regla de la navegación inteligente?

Mantén al máximo el anonimato. Esto significa mantener la privacidad de toda la información personal. He aquí algunos ejemplos de información personal que nunca deberías facilitar por Internet:

tu nombre completo
tu dirección
tu número de teléfono
tu número de la Seguridad Social
tu contraseña
nombres de familiares tuyos
números de tarjetas de crédito

La mayoría de personas y empresas dignas de confianza nunca te pedirán esa información por Internet. O sea que, si alguien te la pide, tómatelo como una señal de aviso de que puede esconder segundas intenciones.

Piénsatelo bien antes de crear una dirección de correo electrónico o un alias o identificador. Los expertos en Internet recomiendan utilizar una combinación de letras y números en ambos que no permita saber si el usuario es de sexo masculino o femenino.

En los chats utiliza un apodo que no coincida con tu alias o identificador. Así, si alguna vez te encuentras metido en una conversación que te incomoda, podrás abandonarla sin tenerte que preocupar de que alguien conozca tu identificador y podría seguirte la pista a través del correo electrónico.

Algunas personas que contactan con sus amigos por Internet establecen chats privados en los que solo pueden entrar ellos y las personas a quienes ellos invitan expresamente.

Los expertos recomiendan limitar las amistades online al mundo virtual. Conocer personalmente a los amigos que se han hecho por Internet acarrea más riesgos que otros tipos de amistades porque es muy fácil simular ser algo que no se es cuando no se ve ni se habla cara a cara con el interlocutor.

Si alguna vez te encuentras en un chat que te incomoda o te hace sentir que corres algún peligro por cualquier motivo, sal del chat y explícaselo inmediatamente a uno des tus padres o a otro adulto para que pueda notificar el incidente.

También puedes notificarlo en la página de Internet del
National Center for Missing and Exploited Children (Centro Nacional para los Niños Explotados y Desparecidos) en www.missingkids.com —en esta página encontrarás un modelo de impreso para notificar este tipo de incidentes denominado CyberTipline
.
Los responsables de esta página se encargarán de trasmitir la información sobre el incidente a los agentes de la ley para que lo investiguen.

Espero que esta información les sea de utilidad.
Hasta pronto